Cambiar a contenido. | Saltar a navegación

¡Contacta con nosotros!
+34 943 74 86 02

Compromiso, agilidad, garantía y estilo

Obama habla sobre impresoras 3D en el Estado de la Unión 2013

09/04/2013
Esto es lo que el Presidente Obama dijo en un discurso dado en Febrero de 2013 sobre las impresoras 3D y su plan para el sector de fabricación en su discurso sobre el Estado de la Unión:
 “El año pasado creamos nuestro primer instituto de innovación en fabricación en Youngstown, Ohio. Un depósito que una vez fue cerrado definitivamente ahora es un laboratorio de arte de última generación en el que nuevos trabajadores se especializan en la impresión en 3D, que tiene el potencial de revolucionar la forma en que hacemos casi todo. No hay nada que impida que esto se realice en otras ciudades. Por lo tanto, esta noche, anuncio el lanzamiento de otros tres centros de fabricación, en los que estos negocios se asociarán con los Departmentos de Defensa y Energía para convertir a estas regiones que han quedado atrás debido a la globalización en centros globales de empleos de alta tecnología. Y le pido al Congreso su ayuda en la creación de una red de quince de estos centros y garantizo que la próxima revolución en la fabricación se hará en América. Si queremos fabricar los mejores productos, también debemos invertir en las mejores ideas.”

Muy cierto. Pero la obtención de los “mejores productos” a partir de las “mejores ideas” no es poca cosa. En el mercado de consumo actual, la competencia es mas feroz que en otros momentos de la historia. Los consumidores no sólo demandan mayor calidad sino también precios más competitivos. Y es por eso que la impresión en 3D es un componente tan importante en la recuperación de la economía actual.
El plan de Obama que consiste en traer de nuevo más trabajos de fabricación a Estados Unidos es encomiable y muy necesario, pero ¿es realista? y ¿cómo?

La fabricación digital directa (DDM, por sus siglas en inglés) tiene el potencial de remodelar la línea de producción con miras a una mayor eficacia y flexibilidad
De esto se ocupa la impresión en 3D: de fomentar la excelencia en el diseño y asegurar que dicha excelencia no se pierda en la traducción al llegar a las manos del usuario final. Sin la impresión en 3D esto implicaría un proceso largo, tedioso y caro que muy pocas empresas podrían llevar adelante y algo mucho más difícil para que las economías con escasos recursos puedan invertir.
La impresión en 3D abre una puerta a un futuro de control de calidad rápido y eficaz, que proporciona productos más fascinantes e innovadores fabricados en Estados Unidos. Y ese es el valor que puede ofrecer a la economía de EE.UU. y al mercado mundial. Entonces, no resulta sorprendente que Obama otorgue prioridad a la tecnología para el próximo período.

Obama habla sobre la impresión en 3D en el Estado de la Unión 2013